Terapia de plasma rico en plaquetas (PRP)

¿Qué es el PRP?

El PRP es un tratamiento natural que retrasa la aparición de las arrugas y mejora sustancialmente la salud y la hidratación de la piel, generalmentecon tres a cinco aplicaciones se obtienen excelentes resultados, es un tratamiento restaurador que a través de la bioestimulación, restablece el metabolismo y el funcionalismo cutáneo deteriorado por el paso del tiempo. En otras palabras, es una renovación celular de la piel de adentro hacia afuera.

El Plasma Rico en Plaquetas es el plasma de la sangre que se ha enriquecido con las plaquetas. Estas plaquetas o trombocitos tienen la función principal de ayudar al proceso de curación después de lesiones, contribuyendo a la hemostasia, o la coagulación de la sangre, con el fin de detener el sangrado. Además, las plaquetas también se benefician de la reparación de los vasos sanguíneos dañados y de otras células en el cuerpo, y ayudan a rejuvenecer a estos a través de los llamados factores de crecimiento que están contenidos dentro de las plaquetas.

Las propiedades rejuvenecedoras y regeneradoras del Plasma Rico en Plaquetas han sido de gran utilidad en la medicina estética. La Terapia del Plasma Rico en Plaquetas es una nueva forma de la medicina regenerativa que utiliza la propia sangre del paciente para ayudar a rejuvenecer las células del cuerpo, y especialmente la piel. Para este proceso, el componente de Plasma Rico en Plaquetas se extrae de la sangre, se concentra, y luego vuelve a introducirse en el cuerpo. En esta forma concentrada, las plaquetas en el PRP contienen una gran cantidad de proteínasbioactivas, incluyendo los factores de crecimiento PDGF y VEGF. Estos han demostrado que aceleran la reparación de tejidos, angiogénesis (la formación de capilares) y, tienen un efecto rejuvenecedor debido al incremento de la producción de colágeno, que ayuda a rellenar la piel.

Por ser un producto propio de mismo paciente, no tiene ninguna contraindicación, el paciente podrá aplicarlo desde los 25 años, que es la edad en que comienzan los signos de envejecimiento sin existir una edad límite de aplicación o precondiciones médicas. No se deberán tener infecciones locales ni sistémicas. No estar tomando Aspirina ni Vitamina E, mínimo 8 días previos al procedimiento.

La Terapia del Plasma Rico en Plaquetas se puede aplicar para múltiples signos de envejecimiento de la piel que son difíciles de tratar con otros procedimientos de rejuvenecimiento convencionales. Es particularmente eficaz para las arrugas finas debajo de los ojos, pero también se puede utilizar para tratar las arrugas más prominentes, acné, cicatrices, piel floja, bolsas en los ojos, arrugas del cuello, estrías, y muchas otras imperfecciones de la piel.

El procedimiento es menos invasivo que la cirugía plástica y consiste en inyectar las propias plaqueta concentradas del paciente para el tratamiento cosmético. Todo el proceso dura unos 20 minutos y comienza mediante la extracción de aproximadamente 9 cm3 de sangre del paciente, a continuación se hay dos etapas de centrifugación de aproximadamente 6 minutos para separar el plasma rico en plaquetas y fibrina de los glóbulos rojos y plasma pobre en plaquetas. Después de centrifugar se extraen las partes de las plaquetas y fibrina de la sangre que quedaron en la capa superior y se reinyectan en el área donde se requiere el tratamiento.

El tratamiento estético con la terapia de Plasma Rico en Plaquetas funciona como un relleno cutáneo. Los resultados son sutiles al principio, y toma hasta 7 semanas para desarrollarse plenamente, esto es debido a que este relleno está hecho de la propia sangre del paciente, no hay riesgo de rechazo, infección o una reacción alérgica y ofrece una mejora por 18 meses. Los mejores resultados se alcanzan cuando el procedimiento se repite de 2 a 3 veces, cada 3 ó 4 meses.

Síganos en nuestras redes sociales